sinfimasa_firma_Exposolidos24

Guía sobre el mantenimiento de un sinfín para productos a granel

Mantenimiento de un sinfín para el transporte de productos sólidos a granel. Preguntas Frecuentes.

Un transportador sinfín, también conocido como tornillo sinfín, es una máquina que utiliza un tornillo helicoidal para mover productos a granel de un punto a otro. El mantenimiento adecuado de un sinfín es esencial para garantizar su funcionamiento eficiente, prolongar su vida útil y evitar costosas reparaciones o reemplazos.

¿Cuáles son los puntos sensibles a los que hay que prestar atención en un transportador sinfín?
  1. Rodamientos: Estas piezas permiten que el tornillo gire sin fricción. Es crucial revisarlos regularmente en busca de signos de desgaste o daño.
  2. Tornillo helicoidal: Es la parte principal del transportador. Debe ser inspeccionado en busca de deformaciones o desgaste excesivo.
  3. Tubo o artesa: Es el contenedor donde se encuentra el tornillo. Debe estar libre de obstrucciones y daños.
  4. Sellos: Evitan que el material se escape y protegen contra la entrada de contaminantes. Deben ser revisados y reemplazados si es necesario.


Sinfín en artesa

¿Qué piezas deben ser cambiadas con cierta periodicidad en un transportador sinfín y cómo se realiza su mantenimiento?
  1. Rodamientos del eje de accionamiento: Control y engrase. Frecuencia: Cada 1000 horas o cada tres meses.Es fundamental realizar un seguimiento periódico de la temperatura de servicio de los rodamientos del transportador sinfín, procurando que no exceda los 50ºC a temperatura ambiente normal. Se recomienda aplicar engrase regularmente a los rodamientos, siguiendo las indicaciones del fabricante del lubricante utilizado. Este mantenimiento es crucial para garantizar la durabilidad y el correcto funcionamiento del transportador sinfín, asegurando así su eficiencia operativa a lo largo del tiempo.
  2. Grupo motor-reductor: – Engrase – Frecuencia: Desde 15.000 hasta 30.000 horas o cada 5 años (dependiendo de las condiciones de trabajo)En general, el motor-reductor necesita poco mantenimiento aunque este puede variar en función de las condiciones operativas y de la temperatura del aceite.Es importante atender a las condiciones de almacenamiento antes de su puesta en marcha: debe estar protegido de la intemperie y la humedad, colocado sobre palés o, enn su instalación, debe asegurarse un anclaje firme para evitar vibraciones, instalar acoplamientos hidráulicos o limitadores de par en casos de golpes o sobrecargas y proteger los retenes durante el pintado para evitar daños en el caucho. Además, hay que seguir otras recomendaciones como mecanizar las piezas con tolerancia ISO H7, usar extractores adecuados para el montaje, mantener las superficies de contacto limpias y protegidas contra la oxidación, y aplicar protecciones en instalaciones al aire libre para evitar daños por agentes atmosféricos.En el caso específico del motor, es necesario mantener limpio el protector del ventilador y la carcasa para una refrigeración adecuada.

    Consideraciones importantes:
    – Verificar el nivel de aceite y colocar el tapón de desvaporización.
    – Durante el mantenimiento y limpieza, asegurarse de que la máquina esté desconectada y bloqueada.


Engrase motor-reductor
Tabla resumen de engrase que indica la frecuencia de mantenimiento para el moto-reductor con lubricante sintético, dependiendo de las condiciones de trabajo

 

    1. Transmisión (piñones y cadena): – Engrase – Frecuencia: Cada 1.000 horas o cada tres meses
      Para un correcto funcionamiento del mecanismo motriz, los piñones y la cadena deberán estar en todo momento engrasados con grasa consistente (cada 100 horas de funcionamiento o semanalmente), además se deberá tener especial atención a que la cadena esté perfectamente tensada. Este tensado se deberá hacerlo de forma periódica cada 100 horas de funcionamiento aproximadamente.

      El tensado se consigue desplazando el motor-reductor sobre las guías, que al fin se colocan en la bancada o chapa-soporte del motor-reductor. Una vez realizado el tensado de la cadena, deberá comprobarse la perfecta alimentación de los piñones.

    2. Prensa-estopada: – Control – Engrase en el montaje y sustitución de la estopada – Frecuencia: Cada 1000 horas o cada tres meses, y en el montaje y sustitución de la estopada.

      Después de la primera hora de funcionamiento, es esencial realizar un ajuste de apriete. Este proceso implica apretar los tornillos de la prensa-estopada, lo cual es crucial para asegurar un cierre efectivo y evitar fugas en esta área. En caso de que el apriete alcance su límite máximo, será necesario reemplazar la estopada. Para llevar a cabo esta sustitución, simplemente se deben aflojar los tornillos del apriete y cambiar las tiras de la estopada. Es importante que, durante esta operación, el sinfín esté vacío y que tanto la zona del eje como el alojamiento de la estopada estén completamente limpios. Esto garantiza una adecuada adaptación de la nueva estopada.

    3. Sellos: Deben ser reemplazados al menos una vez al año o cuando se observe desgaste.
    4. Lubricantes: Es esencial cambiar y rellenar los lubricantes según las recomendaciones del fabricante.


prensa estopada

¿Qué fallos o averías suelen presentar estos transportadores?
  1. Atascos: Pueden ser causados por una sobrecarga de material o por un tornillo dañado.
  2. Desgaste excesivo: Generalmente debido a la falta de lubricación o a la presencia de materiales abrasivos.
  3. Ruido inusual: Puede indicar problemas con los rodamientos o con el motor.
  4. Fugas de material: Generalmente relacionadas con sellos dañados o un tubo roto.
¿Cómo realizar un mantenimiento preventivo eficaz del transportador sinfín?
  1. Inspección regular: Realizar inspecciones visuales y auditivas regularmente para detectar signos de desgaste o daño.
  2. Limpieza: Mantener el transportador limpio, eliminando cualquier residuo o acumulación de material.
  3. Lubricación: Asegurarse de que todas las partes móviles estén adecuadamente lubricadas.
  4. Reemplazo de piezas: Cambiar las piezas desgastadas antes de que fallen completamente.
  5. Capacitación: Asegurarse de que el personal esté adecuadamente capacitado sobre cómo operar y mantener el transportador sinfín.
Últimas referencias